Jairo Patiño

j

Por Editor Mundo Empresarial

}

01.19.2017

«Un hombre que le apuesta al desarrollo de la región»

Oriundo de Neira (Caldas) pero adoptado por la tierra llanera hace siete años, el actual Gerente de la empresa ConSuerte vivió su infancia rodeado de mucha alegría y amor familiar por una extensa familia conformada por abuelos, 29 tíos y un número de primos que aún no ha podido calcular con exactitud, además de su grupo de amigos con los cuales disfrutaba de sencillos juegos como futbol callejero, escondidas, escalera, ponchao, tío rico, golosa y  yermis, por supuesto, sin anteponerlos a las obligaciones caseras y escolares.

Durante su adolescencia hizo parte de grupos como el Monain, y la Infancia Misionera representando al departamento de Caldas en un encuentro nacional en Cachipay, a la vez que se destacaba en el colegio y era partícipe en todas las jornadas deportivas y culturales de Neira.

Aproximadamente a los 11 años, inició su vida como comercializador de chance de su pueblo; abordaba a familiares y conocidos para venderles oportunidades de ganar y de esta manera, se ganaba una comisión que le sirvió para darse algunos gustos y tener dinero para sus antojos como un buen balón de futbol o su loción preferida (recuerda mucho la colonia Boy Boy).

Realizó una carrera técnica en Contaduría, una tecnología en Finanzas, una carrera profesional en Administración de Empresas y Diplomados en Ventas, Servicio al Cliente y como Auditor de Calidad (Icontec).

Su carrera en el chance con la empresa Susuerte ha sido afortunada ya que inició como vendedor; luego se desempeñó como auxiliar de oficina, para posteriormente pasar a supervisar 3 municipios, luego seis de ellos y después a todo el occidente de Caldas. En el 2008 llegó a la Dirección Comercial y hoy, es Gerente General de ConSuerte en el Meta.

¿Qué otras experiencia laborales tuvo antes de trabajar en ConSuerte?

“Tuve la gran fortuna de colaborar a familiares en negocios como cafeterías, venta de esteras, venta de ropa y hasta en un supermercado. Estas experiencias fueron muy importantes antes de salir a laborar formalmente. Mis prácticas de la técnica las realicé en la alcaldía de Neira (Caldas), y luego de eso, ingresé formalmente hace 15 años al mercado de las apuestas en la empresa caldense Susuerte”.

¿Cómo es su estilo para liderar?

“Creer en la gente es lo más importante ya que nuestra empresa cuenta con un excelente equipo de colaboradores. Escuchar las propuestas de los directivos ha sido fundamental en el crecimiento de la compañía; de esta manera, mi línea de liderazgo es participativa”.

¿Cuáles han sido sus mayores logros en la compañía? 

“Consolidar a ConSuerte como una verdadera red multiservicios en el Departamento, resultados que han sido posibles gracias a varios factores: trabajo en equipo, desarrollo de la región y apoyo de los accionistas”.

¿Cómo genera desarrollo para el Meta a través de empresa?

“Es bien interesante poder dimensionar el impacto que tiene una empresa nuestra empresa en la región, no solo a través de empleos directos, sino también a través de nuestros arrendadores, proveedores y todas las personas que tienen algún vínculo con nosotros o se benefician de nuestros servicios. Es gratificante como por medio de nuestra red un padre le envía dinero a su hijo que está en Puerto Concordia u otro lugar más apartado del departamento, o como las personas que tienen obligaciones con nuestros aliados y que no cuentan con sucursales en ciertos lugares el departamento, pueden pagar fácilmente su crédito en cualquier municipio gracias a nuestros puntos de servicio. Clientes nuestros han podido comprar un taxi, dar la cuota inicial de su vivienda, salir de algún apuro económico y muchos de ellos, cumplir sus sueños gracias al pago oportuno de los premios”.

¿Cuál es el aporte social de su compañía para la región?

“No podemos dejar a un lado nuestra responsabilidad social empresarial, donde por medio de nuestros programas estamos teniendo en cuenta todos los sectores poblacionales en especial los más vulnerables; hemos capacitado más de 150 madres cabeza de hogar en proyectos productivos, también se han intervenido más de 70 hogares comunitarios de bienestar familiar para que los niños beneficiarios tengan un lugar en las condiciones adecuadas para su estadía con el respectivo mobiliario.

Consuerte, en su compromiso con el bienestar del Meta, genera empleo constante, apoyando a pequeños empresarios, brindándoles la oportunidad de tener un ingreso adicional en sus casas o negocios con la comercialización de nuestros servicios. Otro punto importante para resaltar es que aportamos a la salud del departamento del Meta, más de 5 mil millones de pesos al año. Desde el punto de vista ecológico, tenemos convenio con Bioagrícola y con Federaee para el buen manejo del papel y de los elementos eléctricos y electrónicos que no utilizamos; en fin es un sin número de actividades que impactan directa y masivamente a la región.

¿En qué municipios del Meta tienen presencia y cuál es su factor diferencial?

“Tenemos presencia en los 29 municipios. Somos la red de servicios más grande en el Meta y esperamos seguir día a día creciendo para los llaneros. Un factor diferencial e importantísimo es la cobertura y los tiempos de atención. Nuestra red es la única en el departamento que no descansa y que está dispuesta a prestarle un servicio todos los días del año y en horarios extendidos”.

¿Cuál cree que ha sido la innovación más importante que ha tenido su empresa?

“Creo que innovamos día a día, con tecnología, amabilidad, capacitación constante y nuevos productos y servicios prestados a la comunidad. El mayor logro que ha tenido la compañía es tener una red de comunicación propia; esto ha permitido dar agilidad en el servicio y llegar a municipios donde anteriormente no lo hacíamos. Esta red de comunicaciones permite también tener enlaces con redundancia que hacen que mantengamos una estabilidad del 99% de disponibilidad de red”.

¿Por qué pasar de ser una empresa apostadora a una red multiservicios?

“Viendo que podíamos tener un aprovechamiento de la capacidad instalada de nuestros puntos y analizando la necesidad de nuestros clientes, fue inminente ampliar nuestro portafolio de productos. El mercado y los clientes han cambiado, requieren más productos y servicios a su alcance. Nuestra misión es hacer felices a nuestros clientes, cosa que hacemos al evitarles las congestiones, los trámites, la mala atención y ayudándoles a destinar su tiempo en el disfrute de la vida y no largas filas”.

¿Cuál ha sido la clave para que esta empresa se haya recuperado de sus momentos difíciles?

“Los metenses son personas pujantes y aguerridas que creen en lo propio. Muchos de nuestros colaboradores han estado con nosotros desde la constitución de la empresa; por eso hemos creado lazos de familiaridad y compromiso con ellos. Gracias a esta camaradería la empresa ha enfrentados sus percances, además la administración cuenta con una junta directiva comprometida y totalmente involucrada que genera soluciones constantes ante las dificultades y adversidades”.

¿Qué acogida han tenido las apuestas deportivas?

“Las apuestas deportivas son un juego novedoso que está ingresando al mercado; tiene múltiples alternativas para jugar, atrae nuevos clientes y generará un gran espacio a un grupo de clientes potencial para dicho producto. Actualmente, en nuestros puntos de venta tenemos habilitadas las apuestas deportivas para mutuales donde hay un acumulado y los clientes apuestan para llevarse un premio mínimo de 100 millones de pesos; por otro lado, tenemos las apuestas de contrapartida que hasta ahora están siendo reglamentadas por Coljuegos y operan ilegalmente en muchas partes del departamento del Meta”.

¿Cómo es el trabajo de la fundación Construyendo Sueños?

“Nuestra fundación trabaja incansablemente por el bienestar y la salud de todo el departamento. Ofrecemos espacios donde las personas en condiciones vulnerables tienen una oportunidad laboral o comercial con la compañía. Tenemos programas de salud, lúdico recreativos y de aprendizaje para nuestros colaboradores. Apoyamos iniciativas productivas para que madres cabeza de familia tengan como llevar el sustento a sus casas. Aportamos al mejoramiento de los hogares infantiles de bienestar familiar, para que los niños beneficiarios gocen de espacios adecuados y con las herramientas que aporten a su aprendizaje.

¿Qué metas tienen para el 2017?

“Se vienen varios retos importantes para nuestra empresa en el 2017 y uno de ellos es ser la mejor opción para seguir comercializando las apuestas permanentemente en el meta; por otro, lado seguir creciendo a pesar de la incertidumbre económica que hay en país pues no existe certeza sobre los indicadores económicos y las cargas impositivas que se avecinarán”.

 

Revista Virtual

Actualidad

Articulos relacionados

8 tips para los nuevos emprendedores

A todos nos gusta conseguir el éxito total en todo lo que nos proponemos y sobre todo cuando se trata de emprender con esos nuevos proyectos que hemos soñado desde tiempo atrás. Para lograr esto debemos escuchar y aprender de aquellos que ya han alcanzado sus metas,...

leer más

Un microempresario que dona pan a sectores vulnerables

Horneados   La iniciativa la materializa un microempresario de la ciudad, Edison Martínez, propietario de dos panaderías en la capital musical de Colombia y quien de manera voluntario inició esta campaña de llevar pan a muchas familias que no tienen como alimentarse...

leer más

Necesitas ayuda?

Estamos para servirte

Siguenos!

Acerca del Autor

Editor Mundo Empresarial

Comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Articulos Relacionados

Julio Eduardo Santos Quiroga

Julio Eduardo Santos Quiroga

Internacionalizando el coleo y la vaquería colombiana Julio Eduardo Santos Quiroga es un Periodista de corazón, que lleva más de 40 años recorriendo y mostrando al mundo la belleza de la cultura llanera. Aunque nació en Viotá Cundinamarca, desde muy pequeño llegó a un...

¿Quieres hacer parte de Mundo Empresarial?

No lo pienses más