¿Qué propósito tienen los sentimientos de culpa?

j

Por Editor Mundo Empresarial

}

04.05.2018

Dra. Gladys González De Bothe, Psicóloga Clínica

Todas las personas nos hemos sentidos culpables en alguna ocasión, sobre todo cuando hemos hecho algo que sabemos que está mal, o hemos dejado de hacer algo, que creíamos que deberíamos haber hecho. El sentimiento de culpa se entiende como un estado emocionalmente desagradable, que se produce después de realizar un hecho inapropiado y que continúa hasta que se restaura el equilibrio, independientemente de que otros conozcan la acción que lo motivó.

Como toda emoción, tiene su función: ser conscientes de que hemos hecho algo mal, para ayudarnos a mejorar nuestro comportamiento con nosotros mismos y con los demás y de esta manera no repetir el mismo error 2 veces. Por lo tanto, es una emoción completamente natural y parte normal de un ser humano.

La culpa es un sentimiento poderoso, agudo y sutil, pero a veces nos tortura por lo que hicimos, por lo que dejamos de hacer, por lo que dijimos o pensamos y aun por lo que tuvimos intención de hacer aunque no lo hayamos hecho. Pero a pesar de que suele fustigarnos, tiene la finalidad positiva de animarnos a obrar bien.

Como el ser humano es el único ser cuya mente puede conducirlo a destruir su cuerpo, a acabar con sus semejantes y a arruinar el entorno en que habita, lo único que puede frenarlo es un sentimiento de culpa fuerte y disuasivo. La culpa es, en sí misma, constructiva y, a pesar de ser intrusiva y agresiva, procura inducir a las personas a que obren bien.

Así como el sentimiento de dolor está llamado a generar la emoción de la tristeza, los sentimientos de culpa constructivos tienen el propósito de ayudarnos a ver nuestras faltas y cambiar nuestro comportamiento indebido. Como promueve la emoción del remordimiento  (del latín mordere), nos “re-muerde” la conciencia para animarnos a modificar la conducta indebida y enmendar los males ocasionados.

Lo grave, o mejor dicho gravísimo, es no experimentar culpa cuando se han cometido actos horribles, pues nunca habrá remordimiento ni mucho menos enmienda de esos errores, como les suele pasar a los psicópatas, que ni siquiera son conscientes del daño causado y hablan de las acciones cometidas como si no fueran en lo más mínimo inadecuadas.  

En el caso de una enfermedad mental como la descrita, podría ser entendible tal desatino en los sentimientos de culpa no experimentados, pero tristemente en ocasiones vemos que personas que no tienen ese diagnóstico, no se sienten culpables de haber cometido masacres, haber reclutado niños para llevarlos a la guerra o haber arrasado con poblaciones enteras y ni se disculpan, ni se arrepienten, ni buscan ningún tipo de resarcimiento.

Cómo le haría de bien a algunos países que sus dirigentes experimentaran algo de culpa por los daños causados a sus semejantes, para que tanto víctimas como victimarios elaboraran los duelos no resueltos y lograran el anhelado perdón, que no es otra cosa que recordar sin tanto dolor.

Cómo le haría de bien a una persona que ha agredido a su pareja y/o a sus hijos experimentar culpa para que pueda resarcirse de los errores cometidos, demostrando con hechos que puede ser mejor ser humano.

Es cierto que la culpa nos genera sufrimiento, pero su finalidad no es mortificarnos sino llevarnos a corregir nuestras faltas para disfrutar la satisfacción de obrar bien. La reparación a la que nos invitan los sentimientos de culpa y el consiguiente remordimiento sirve para enmendar el daño que hacemos y contribuye a que haya armonía entre los seres humanos.

SENTIRSE CULPABLE AL RECONOCER UN ERROR, IMPLICA ACEPTAR Y ASUMIR LA RESPONSABILIDAD, ENMENDAR LA FALTA, RESARCIRSE PARA LOGRAR EL PERDÓN DE OTROS Y DE SÍ MISMO Y APRENDER DE ELLO, PARA NO VOLVERLO A HACER. 

Revista Virtual

Actualidad

Articulos relacionados

8 tips para los nuevos emprendedores

A todos nos gusta conseguir el éxito total en todo lo que nos proponemos y sobre todo cuando se trata de emprender con esos nuevos proyectos que hemos soñado desde tiempo atrás. Para lograr esto debemos escuchar y aprender de aquellos que ya han alcanzado sus metas,...

leer más

Un microempresario que dona pan a sectores vulnerables

Horneados   La iniciativa la materializa un microempresario de la ciudad, Edison Martínez, propietario de dos panaderías en la capital musical de Colombia y quien de manera voluntario inició esta campaña de llevar pan a muchas familias que no tienen como alimentarse...

leer más

Necesitas ayuda?

Estamos para servirte

Siguenos!

Acerca del Autor

Editor Mundo Empresarial

Comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Articulos Relacionados

Como evitar la adicción a los videojuegos en niños

Como evitar la adicción a los videojuegos en niños

Dra. Gladys González de BothePsicóloga Clínica Teniendo en cuenta el riesgo de la adicción a los videojuegos en niños y la preocupación de los padres por conocer e informarse sobre estos aspectos, es importante que tengan una guía que les ayude al uso responsable de...

Por un nuevo despertar para el Tolima

Por un nuevo despertar para el Tolima

María Eugenia Grijalba ¿Cómo puedo ser un buen político?, es la pregunta que debería formularse cada uno de los candidatos aspirantes a los cargos para desempeñarse como autoridad política regional. Se dice que un buen político debe generar confianza sobre su...

¿Estaremos bien censados?

¿Estaremos bien censados?

Laura Inés Castro CortésAbogada - Gerente R.P.T S.A. Según las estadísticas de la ONU, la población mundial en el 2050 será de 8.300 millones de personas y para finales de siglo, la variante de proyección muestra que el crecimiento demográfico disminuirá a 0.1% y se...

¿Quieres hacer parte de Mundo Empresarial?

No lo pienses más