Contrato de trabajo vs prestación de servicio

j

Por Editor Mundo Empresarial

}

01.15.2019

 

EDWIN RIAÑO CORTES.
Abogado – Contador Público – Magister en Derecho.

De manera muy frecuente se advierte que algunas personas no cuentan con la claridad respectiva frente a la celebración de un contrato de trabajo y un contrato de prestación de servicios, motivo por el cual es importante connotar las diferencias que ostenta cada uno de estos.

Indicar de manera inicial que todo contrato de trabajo comprende tres elementos fundamentales, cuales son la prestación personal del servicio, el salario como remuneración del servicio y la continua dependencia o subordinación del trabajador frente a su empleador, connotando que en el contrato de prestación de servicios impera el elemento de la idoneidad para prestar el servicio.

En otras palabras en el contrato de trabajo se hace referencia de empleado, salario y dependencia o subordinación; en el contrato de prestación de servicios de contratista, honorarios y autonomía, señalando que la gran diferencia entre estos la constituye la subordinación, la cual siempre estará presente en el primero y ausente en el segundo, constituyéndose esta en la facultad que tiene el empleador para darle órdenes al trabajador, administrar su tiempo de trabajo, imponerle reglamentos y la obligación del trabajador de obedecerlas y cumplirlas.

De esta manera en el contrato de trabajo el empleado tiene derecho a prestaciones sociales (Cesantías, intereses, prima de servicios, etc); mientras que en el contrato de prestación de servicios el contratista no tiene derecho a esos beneficios. 

Así mismo en el contrato de trabajo el empleado puede ser despedido del cargo; en el de prestación de servicios no existe la figura del despido, pero sí la terminación unilateral por incumplimiento de lo pactado. Ahora bien, si en el contrato de trabajo el despido fue sin justa causa el trabajador despedido tiene derecho que a la terminación del contrato el empleador lo reinstale en el lugar en donde lo contrató, en el de prestación de servicios no, salvo que se haya acordado dicha reinstalación.

En el contrato de trabajo el empleado tiene derecho al pago de recargos por trabajo nocturno, horas extras, dominicales y festivos, etc. En el de prestación de servicios el contratista no cuenta con esas garantías. 

De igual manera en el contrato de trabajo las relaciones jurídicas entre el empleador y el trabajador se regulan por el Código Sustantivo del Trabajo y las demás normas de carácter laboral, en el de prestación de servicios las relaciones jurídicas entre el contratante y el contratista se rigen por las normas civiles, comerciales o administrativas, según el caso. 

En materia de afiliación a seguridad social en el contrato de trabajo el empleado tiene derecho a que el empleador lo afilie, asumiendo el primero una parte del valor de los aportes; en el de prestación de servicios el contratista se afilia como independiente y cubre con recursos propios el valor total de las cotizaciones. 

De igual forma en el contrato de trabajo el empleador tiene obligaciones de protección y seguridad para con el trabajador y éste obligaciones de obediencia y fidelidad para con el empleador, mientras que en el contrato de prestación de servicios no existe este tipo de obligaciones. 

En el contrato de trabajo el empleado se obliga a prestar el servicio de manera personal comprometiéndose a cumplir horarios de trabajo; en el de prestación de servicios la labor contratada puede ser realizada por el contratista o por un tercero contratado y remunerado por el contratista, sin estar sujeto a horario alguno de trabajo.

Por último señalar que en el contrato de trabajo el empleado puede ser sancionado por el empleador (Llamados de atención, amonestaciones, suspensiones, etc), por faltas cometidas dentro de la empresa o fuera de ella cuando lo hace en ejercicio de su labor. En el de prestación de servicios por el contrario el contratista no está sometido al régimen disciplinario del contratante. 

Revista Edición Virtual

Articulos relacionados

¿Visión imposible?

¿Visión imposible?

Con los talleres de prospectiva con las llamadas fuerzas vivas de la ciudad, académicos e...

Necesitas ayuda?

Quieres publicar con nosotros

¡Siguenos y enterate de más!

Comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Articulos Relacionados

LAS JAC: PROTAGONISTAS DEL DESARROLLO

LAS JAC: PROTAGONISTAS DEL DESARROLLO

Laura Inés Castro Cortés AbogadaGerente R.P.T S.A laurainescastrocortes@yahoo.es En los últimos años consciente de la responsabilidad social que cada quién tiene con su entorno, hice parte de la JAC del barrio donde habito hace más de 30 años. Desde esa óptica...

leer más
Nueva ley de emprendimiento en Colombia

Nueva ley de emprendimiento en Colombia

La expedición de la reciente Ley 2069 del 31 Diciembre del 2020, constituida como Ley de Emprendimiento,mvtiene como objetivo propiciar el crecimiento, así como procurar la consolidación y sostenibilidad de las empresas, con el fin de aumentar el bienestar social y...

leer más
El poder de los abrazos que nos ha robado la pandemia

El poder de los abrazos que nos ha robado la pandemia

Por Gladys G. de BothePsicóloga Clínica Muchas cosas hemos perdido, muchas otras hemos ganado y muchas más hemos aprendido durante el duro reto del 2.020… En una guerra todos sufren, y este año nos ha tocado librar una batalla contra el Covid-19 que nunca imaginamos...

leer más

¿Quieres hacer parte de Mundo Empresarial?

No lo pienses más