b

VIP

Francisco José Mejía, Presidente del Banco Agrario

j

Por Editor Mundo Empresarial

}

01.10.2019

«Líder competente, ético y visionario a cargo de nuestro campo colombiano»

Compromiso con el agro, responsabilidad, experiencia y recursividad, son solo algunas de las múltiples cualidades con las que se relaciona a Francisco José Mejía Sendoya, el nuevo Presidente del Banco Agrario. Este tolimense es Ingeniero Agrónomo de la Universidad del Tolima, con una amplia experiencia en el sector de las finanzas, pese a haber estudiado otra carrera, pues estuvo en el Banco Ganadero como analista de crédito e hizo un MBA en la Louisiana State University, donde además realizó su Máster en finanzas totalmente becado años más adelante. Mejía trabajó con una compañía farmacéutica de renombre en Nueva York durante algunos años y al regresar a Colombia se desempeñó como Gerente Financiero en Philip Morris. 

Tiempo después fue candidato a la Cámara de Representantes por el Tolima, tiempo en el cual conoció al entonces Senador Iván Duque, con quien tuvo gran afinidad y quien, ahora como Presidente de Colombia, le confía la Presidencia del Banco Agrario. Durante sus años en la política del Tolima, este empresario siempre recalcó la importancia de haber tomado un camino de rectitud, el cual le ha permitido obtener gran reconocimiento en la vida pública del país. 

¿Cómo fue la sensación de recibir el cargo de Presidente del Banco Agrario?

“Fue un momento que asumí con mucha humildad, pero con mucho sentido de responsabilidad; el Presidente Duque me pidió que hiciera del Banco Agrario una organización de excelencia, ya que una de sus promesas de campaña fue precisamente eliminar el clientelismo en las instituciones públicas y en este caso específico, velar por los intereses de los productores del campo. Así pues, fui considerado apto para el cargo, gracias a mi solvencia moral y a mis conocimientos en el tema; desde ese momento, he tenido luz verde para implementar los cambios necesarios en la institución y darle la preponderancia que tiene en el sector agropecuario”.

¿Cómo ha visto la evolución del Banco Agrario en Colombia desde su creación en 1999?

“La presencia del Banco Agrario es fundamental, ya que cubre una gran falencia presentada en el mercado financiero, que es la imposibilidad de la banca privada para llegar hasta los confines más alejados del país a otorgar créditos; nuestro Banco Agrario, por otro lado, tiene presencia en esa Colombia profunda, en todos esos  municipios relacionados al agro y el campo en general. Por eso, el Estado colombiano se reservó solamente un banco en el sector público, de modo que este banco cumple  con una labor loable y encomiable. Pese a que durante los últimos años, el clientelismo le ha pasado factura al Banco Agrario, hoy en día, en el banco atendemos a más de 1 millón de campesinos y siempre  tratamos de mejorar nuestro servicio, nuestra atención y la empatía con cada cliente”.

¿Cuál es su relación con el sector agro del país o cómo puede entender las necesidades de los agricultores?

“El Banco Agrario es una entidad vinculada al Ministerio de Agricultura; recordemos que el actual presidente les prometió a los colombianos una política de inversión en el sector agropecuario,  que es la única manera de superar los índices de pobreza y generar crecimiento económico. El Banco Agrario tiene un papel crucial en esta política de inversión, pues provee capital en forma de deuda, promoviendo inversión no solamente en las empresas agropecuarias, sino al nivel del pequeño productor que invierte en su parcela gracias al crédito del Banco». 

Háblenos de la iniciativa ‘Coseche y Venda a la Fija’ 

“Esta propuesta se trata de conectar a los productores del campo con los grandes industriales y procesadores de materia prima en esquemas asociativos, para que se relacionen de manera directa, y así eliminar intermediarios en ese proceso; de esta manera, el productor sabrá a quién le está vendiendo su cosecha y a qué precio, lo cual es muy importante, si tenemos en cuenta que hace unos años en Colombia se implementó una política de ‘sembrar, sembrar y sembrar’, cuando la solución realmente está en la política de ‘comercializar, comercializar y comercializar’ y eso es lo que ha estado haciendo el señor Ministro de Agricultura, Andrés Valencia, quien ya tiene resultados tangibles para mostrar.

Cada día más agricultores se suman a esta iniciativa y desde el Banco Agrario la estamos apoyando con crédito subsidiado y con recursos que nos trasladó el Ministerio de Agricultura. Por eso una política orientada a la inversión es la mejor opción para que nuevos emprendedores se interesen en el campo”.

¿Cómo asegurar un relevo generacional exitoso en el campo, cuando muchos jóvenes han perdido el interés por este aspecto gracias a las y sistematización y la tecnología que les ofrecen otros campos de acción? 

“Lo primero que debemos tener en cuenta, es que ‘agricultura’ y ‘tecnología’ no son dos conceptos excluyentes; Colombia ha tenido grandes adelantos tecnológicos en el área de la agricultura y la agronomía, y muchos jóvenes van ras verdaderas transformaciones en el campo, ya que hoy los consumidores modernos demandan productos de buena calidad, orgánicos, empaques y marcas de alta calidad.  Conozco muchos jóvenes que están cambiando el concepto de la agricultura con unos estándares excelentes y grandes iniciativas como la agricultura de precisión, la fumigación mediante drones y tecnologías nuevas de todo tipo, ara hacer los productos sembrados en el campo mucho más competitivos. Creo que en eso se deben interesar los jóvenes; sí es cierto que en Colombia todavía no está el interés que uno quisiera por parte de los jóvenes hacia el campo como lo hay por ejemplo, en Perú, donde los jóvenes se gradúan de las mejores universidades de ese país y muchos se interesan en realizar un emprendimiento en el campo y adelantar proyectos visionarios para el agro. Por eso una política direccionada a la inversión es la mejor opción para el beneficio global y el desarrollo de inversión en proyectos agrícolas”.

¿Qué otras son las expectativas del Banco Agrario durante este período de gobierno?

“Cuando el presidente Duque me confió la dirección del Banco Agrario, me pidió tres cosas: hacer del Banco Agrario una organización de excelencia, reducir las brechas de crédito en la ruralidad colombiana mejorando el acceso al crédito y luchar frontalmente contra el ‘gota a gota’. En esto nos hemos empeñado y ya tenemos buenas noticias para los colombianos, en la medida en que logramos en este poco tiempo reactivar el crédito agropecuario. Al mes de septiembre acumulado, el crédito agropecuario venía cayendo 11% y nosotros logramos que en octubre creciera un 18% y un 27% en noviembre, los cuales son el resultado de cambios que se han realizado en la entidad, mediante la creación de una cultura del desempeño y de resultados, donde no existen intereses políticos, y solo se responde a las necesidades del campo colombiano. Con respecto al ‘gota a gota’, emprendimos un plan que se llama Ruta hacia la Bancarización, que consiste en tomarnos las plazas de mercado de Colombia y ya llevamos desembolsados 5,700 millones de pesos, que tienen como resultado el alivio a más de 1,000 familias de colombianos flagelados por la práctica criminal del ‘gota a gota”.

Hay algunas autoridades de economía a nivel mundial, que aseguran que pese a la gran biodiversidad de Colombia, sigue sin posicionarse como una potencia a nivel de producción y variedad; en su opinión ¿Cuál es la mayor necesidad del  campo actualmente para convertirse de  verdad en un sector potencia a nivel internacional?

“Siendo realistas, hablar de potencia mundial en agricultura resulta un sofisma, ya que en Colombia no tenemos millones de hectáreas para siembra disponibles como las tiene Estados Unidos, Argentina, Canadá y Brasil, entre otros; tenemos una frontera que es muy importante y que debemos explotar que es la Orinoquía, pero tampoco podemos engañarnos pensando que alcanzaremos a ser potencias en este aspecto como lo son Rusia o los países que mencioné anteriormente, que tienen mucha mayor extensión de tierra mecanizable. Lo que sí debemos hacer, es que la agricultura sea uno de los motores de la economía, y eso se logra con más tecnología, más emprendimiento, dejando de lado un poco la zona de confort de los cultivos tradicionales y arriesgándonos en nuevos segmentos que tengan mercados internacionales como es el caso del aguacate Hass; la gran inversión de millones de dólares en plantas de tratamiento y empaque de este aguacate para exportación a países europeos, nos llena de gran ilusión y nos muestra que los empresarios del campo en Colombia sí son capaces de desarrollar y modernizar el campo colombiano. Otro ejemplo es la piscicultura, que es un gran motor económico en el departamento del Huila y es otro sector que hace seis o siete años no existía, pero que ahora vemos con gran esperanza; son empresarios que le apuestan a la renovación del campo, de modo que el llamado es a dejar la zona confort en los cultivos tradicionales e innovar y tomar riesgos”.

¿Qué estrategias utiliza para liderar su equipo de trabajo satisfactoriamente?

“Liderar con ejemplo, que cada funcionario del banco vea a su líder como una persona con valores éticos, con conocimiento, integridad y consistencia. Ser coherente con el mensaje, eso es lo que he tratado de hacer en la entidad; por ejemplo, desde que llegué he dejado claro que en el Banco Agrario serán los méritos y las competencias de cada empleado, lo que permitiría las promociones dentro de la entidad o definiría una posible contratación externa y así lo hemos cumplido”.

Revista Virtual

Actualidad

Articulos relacionados

8 tips para los nuevos emprendedores

A todos nos gusta conseguir el éxito total en todo lo que nos proponemos y sobre todo cuando se trata de emprender con esos nuevos proyectos que hemos soñado desde tiempo atrás. Para lograr esto debemos escuchar y aprender de aquellos que ya han alcanzado sus metas,...

leer más

Un microempresario que dona pan a sectores vulnerables

Horneados   La iniciativa la materializa un microempresario de la ciudad, Edison Martínez, propietario de dos panaderías en la capital musical de Colombia y quien de manera voluntario inició esta campaña de llevar pan a muchas familias que no tienen como alimentarse...

leer más

Necesitas ayuda?

Estamos para servirte

Siguenos!

Acerca del Autor

Editor Mundo Empresarial

Comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Articulos Relacionados

Bodegas Santa Lucía «Un legado que trasciende a nuevas generaciones»

Bodegas Santa Lucía «Un legado que trasciende a nuevas generaciones»

María Eugenia Lasso y Ramón Antonio Castillo - Fundadores Bodegas Santa Lucía Ramón Antonio Castillo, es un norte santandereano que a sus 17 años llegó a la ciudad de Bogotá, allí trabajo en reconocidas importadoras de licores mientras obtenía su título como Contador...

Santiago Romero

Santiago Romero

"20 años siendo líder en el sector publicitario gráfico" Ingeniero Industrial de la Universidad de Ibagué, especializado en Ingeniería de la Producción en la Universidad Cienfuegos de Cuba, Santiago Romero, es un ibaguereño que ha estado frente a una de las...

¿Quieres hacer parte de Mundo Empresarial?

No lo pienses más