Nueva Zelanda, un país de aventura y biodiversidad

Nueva Zelanda, un país de aventura y biodiversidad

Viajar en tiempos de pandemia no es lo más aconsejable; aun así, los viajes siempre serán un aliciente para algunas personas, y no está mal que necesitemos de un viaje para relajarnos. De hecho, viajar se podría tomar como un momento donde podremos alejarnos un poco (a un lugar que cumpla por supuesto con todas las normas de bioseguridad) de las noticias del covid-19 y otros problemas de este año tan complicado, por lo que es importante no olvidar nuestro espíritu aventurero, a pesar de la problemática actual.

Este paraíso tiene una belleza incomparable, sus hermosos paisajes verdes, su naturaleza no es equiparable con cualquier otra, se podría decir que es completamente pura; también su gran variedad de lugares, cómo desde caminatas sobre senderos naturales a otros sitios llenos de hielo, son otras de sus grandes maravillas.

Para visitar este país, primero debes mirar que necesitas para viajar a Nueva Zelanda (Visa, Pasaporte o Autorización Electrónica para Viajar). Las temporadas viajeras son las siguientes: temporada alta (de diciembre a febrero), temporada media (marzo a abril y de septiembre a noviembre), temporada baja (mayo a agosto); la primera es bastante visitada por sus buenas temperaturas, no obstante, se recomienda reservar con antelación para no quedarse sin lugar o para evitar pagar excesivos precios.

El clima es perfecto para disfrutar actividades al aíre libre, festivales y eventos deportivos.En la segunda temporada –media – el otoño regala un clima extraordinario y en primavera igual, en este plazo se encuentran menos demanda de las diferentes atracciones. Para la última temporada, a mediados de junio, comienza la temporada de esquí y snowboard. El impuesto para el hospedaje es del 15% y la propina es usualmente 10%.

Visita obligatoria: Milford Track.

Milford Track es una caminata conocida por tener el sendero más bello de todo el mundo, su esplendor, vistas increíbles, biodiversidad y naturaleza brillante lleva a esta actividad a ser una de las más deseadas por los viajeros. Un recorrido de más de 54 Kilómetros espera para los más intrépidos aventureros; además, los no tan aventurados, a pesar de que se debe tener una condición física decente, pueden hacer parte de este gran sendero.

Para visitar y explorar este lugar deben tener en cuenta que solo pueden entrar 90 personas al día, también que el recorrido se puede hacer independiente o con Ultimates Hikes ­­- la empresa encargada­ -; si desea hacerlo solo, los costos serán mucho más económicos que hacerlo por dicha empresa. No obstante, si lo hace por la entidad, podrá evitar tener que llevar su bolsa de dormir y comida (El costo por la empresa 1600 USD todo incluido).

Es importante reservar cuando está dentro de temporada alta o se quedará sin cupo. Este es un viaje de 4 días, está dividido por distintos senderos los cuales llegarán a ser un total de 54 kilómetros. En fin, podrás visitar el Milford Sound, un lago lleno de cascadas temporales. Este recorrido está lleno de aventuras y listo para enfrentar a cualquier viajero, que de seguro llenará todas sus expectativas de inmediato.

Moneda: Dólar neozelandés

Enchufe: Tipo i

Costo pasaje ida y vuelta a NZ temporada alta: $30.000.000 COP

Costo pasaje ida y vuelta a NZ temporada baja: $6.000.000 COP

Belo Horizonte “Una mezcla entre cultura y diversión”

Belo Horizonte “Una mezcla entre cultura y diversión”

Si es usted es amante de la vida nocturna y de la cultura, Belo Horizonte es su mejor opción. También llamada BH o Beagá, esta ciudad es una especie de Medellín en Brasil; prueba de ello es su delicioso clima primaveral, sus hermosas mujeres y la infaltable amabilidad de su gente.

A solo 5 horas de vuelo del Aeropuerto El Dorado (Bogotá) está ubicado el Aeropuerto Tancredo Neves (Belo Horizonte), el cual le da inicio a una aventura llena de magia y diversión. Al tomar un taxi desde el Aeropuerto belo-horizontino a la ciudad se pueden apreciar letreros de bienvenida, entre ellos uno que dice “En Belo Horizonte no tememos mares pero tenemos bares”, dado que esta ciudad brinda a sus turistas y moradores una oferta de 14.000 sitios nocturnos.

A la entrada de Belo Horizonte se puede apreciar un lugar llamado Ciudad Administrativa, la cual es una de las obras más osadas del Arquitecto Oscar Niemeyer conformada por un conjunto de predios que abarcan 804.000 mt2 y 5 imponentes edificios en los que funcionan la sede de la Gobernación del Estado de Minas Gerais y 16 de sus secretarías regionales.

Al adentrarse en la ciudad, el turista se da cuenta de que se trata de un lugar rodeado de montañas y tierras bajas, pues la capital del estado de Minas Gerais está ubicada en la zona centro del país a 716 km de Brasilia y 438 km de Rio de Janeiro. Su población de 2’475.440 habitantes la hacen la ciudad más poblada de Brasil y la décima mejor ciudad para hacer negocios en América Latina según el Periódico América Economía.

Desplazarse por la ciudad es muy fácil pues el transporte público presta su servicio hasta altas horas de la noche y está conectado con Google Maps. El servicio público de la ciudad está compuesto por ônibus (buses convencionales), Move (buses articulados), metro y taxi.

Despertar en Belo Horizonte y empezar el día corriendo o montando en bicicleta alrededor de la enigmática Laguna de la Pampulha, es una experiencia revitalizadora en la que se puede observar capibaras y caimanes gozando de un baño de sol a la orilla de ese cuerpo de agua y asombrarse con obras arquitectónicas como la Iglesia de San Francisco de Asís, el Museo de Arte de la Pampulha, la Casa del Baile y el Late Clube, hechas por Oscar Niemeyer.

Contiguos a estos escenarios, sus visitantes encontrarán la Universidad Federal de Minas Llerais (UFMG), la cual es la más grande de ese estado y la tercera de Brasil y los imponentes escenarios deportivos: El Mineirão y el Mineirinho. El Estadio Mineirão es recordado por los colombianos pues en él jugó la Selección Colombia ante Grecia su primer partido en la Copa Mundial de Futbol 2014, además de ser la sede de los equipos de futbol locales: Cruzeiro y Atlético Mineiro.

Llegado el tiempo de almorzar hay muchas opciones de restaurantes que ofrecen comida regional, nacional e internacional como también los conocidos butecos, en los que los alimentos se sirven tipo bufet y son cobrados de acuerdo al peso del plato. En esta ciudad es una tradición acompañar la comida regional con cerveza, vino o cachaza. La tarde en la ‘Ciudad-Jardín’ como también es conocida Belo Horizonte, puede pasarse en uno de sus innumerables parques que combinan belleza, cultura, ocio y proporcionan momentos agradables y tranquilos para toda la familia. Algunos de ellos son Mangabeiras, Parque Cidade Nova, Parque da Serra do Curral, Parque das Águas, Parque Ecológico da Pampulha, entre otros.

Si lo que se prefiere es un encuentro con la cultura brasilera y minera,existen escenarios de gran importancia para la ciudad organizados en una misma área conocida como el Circuito Cultural Plaza de la Libertad y comprende lugares como el Archivo Público Mineiro, la Biblioteca Pública Estatal Luiz de Bessa, la Casa Fiat de Cultura, la Cefart Libertade, el Centro Cultural Banco del Brasil, el Centro de Arte Popular Cemig, el Espacio del Conocimiento UFMG, el Horizonte Sebrae – Casa de Economía Creativa, el Memorial Minas Gerais Vale, el MM Gerdau – Museo de las Minas y del Metal, el Museo Mineiro, el Palacio de la Libertad y la Plaza de la Libertad.

Al caer la tarde cobra sentido el nombre de este hermoso lugar pues su atardecer deja apreciar un ‘bello horizonte’ por encima de los predios de la ciudad. Este crepúsculo se destaca por su color escarlata intenso, rodeado de un cielo despejado, nubes y montañas.

Al empezar la noche, la vida en Belo Horizonte se hace más intensa. Las conocidas boates o clubes nocturnos permanecen a la espera de los amantes de ritmos como Forró, Sertaneja, Samba, Funk, etc. Entre los lugares más destacados para gozar estos géneros está el Hard Rock Café ubicado en la Torre Alta Vila, un lugar que además de ofrecer uno de los mejores sitios para bailar Forró, brinda al visitante una vista única de 360o la ciudad. También son de resaltar Alambique Cachaçaria, Amsterdam Pub, Camarote Music Bar, BH Hall, Circus Rock Bar, Clube Chalezonho, Clube Fantasy y Collins Pub.

Si llegado el fin de semana se desea realizar alguna actividad ecoturística, Belo Horizonte y sus lugares aledaños son una excelente opción. Una de ellas es el Parque Nacional da Serra do Cipó que a tan solo 100 km de Belo Horizonte, ofrece un relieve accidentado, innumerables cascadas, belleza escénica sin igual y una flora diversa. Otra opción es el Parque Ecológico Vale Verde ubicado a 42 km de la capital mineira y que preserva fauna y flora ofreciendo espacios para realizar actividades como paseo en carruaje, visita de un vivero, paseo en botes de pedal, escalada y tirolina.

Si antes de regresar a Colombia desea comprar algún detalle o souvenir de su viaje para familiares y amigos, no olvide visitar el día domingo en la mañana la Feria Hippie. Ubicada en la Avenida Alfonso Pena, un lugar de encuentro de cientos de artesanos que exhiben en sus tiendas gran variedad de artículos como bolsos, zapatos, muebles, bordados, entre otros.

VUELOS

AerolíneaValor Pesos Colombianos
TAM1.419.300 COP
LAN1.410.265 COP

HOSPEDAJE

HotelValor (COP)
Ouro Minas Palace Hotel (5 estrellas)236.565 COP
Mercure Belo Horizonte Lourdes Hotel (4 estrellas)213.045 COP
Hotel Belo Horizonte Othon Palace (4 estrellas)158.312 COP