El poder, ¿para qué?

El poder, ¿para qué?

El poder, ¿para qué? Darío Echandía

Maria Eugenia Grijalba

Esta célebre frase citada por el expresidente tolimense DARÍO ECHANDÍA en 1948 pasó a ser parte de nuestra historia patria, y aunque en su época fue dirigida al ámbito político, me parece tan oportuna formularla en este tiempo de pandemia, a raíz del covid 19.

Se dice que la información genera poder y este a su vez, riqueza. Pero, realmente en este tiempo, ¿Qué tan útil, ha sido el poder para cada uno de nosotros?, ¿Para qué lo queremos?.

Totalmente indefensos todos los seres humanos quedamos ante esta pandemia, ante este virus que no respeta clases sociales, edades, ni estatus. Hasta el más poderoso mortal, está a expensas de padecerlo. Un día abrimos los ojos y nada era igual; ni el trabajo, ni las actividades de esparcimiento, ni el factor económico, ni el entorno, ni las posibilidades. Muchas familias se fortalecieron, otras desafortunadamente no aguantaron el embate de la situación; gente por doquier sin trabajo aguantando necesidades, y muchos otros como siempre, aprovechando la situación para sacar provecho.

No sé qué situación ha tenido que vivir a cada uno de ustedes, pero lo cierto es que en el mejor de los casos así se tuviera trabajo, ingreso o renta, es imposible ser indolente ante tanto sufrimiento.

Y es ahí, donde cabe la pregunta hacia nuestros gobernantes, líderes de la iglesia, gremiales, empresarios, figuras públicas, a todo aquel influenciador o modelo a seguir por niños, jóvenes y adultos, y porque no, hacia cada uno de nosotros:

El poder, ¿para qué?, ¿Hemos sido responsables con este beneficio?.

Todos hablan de la reinvención, pero más allá que sea empresarial, esa renovación debería ser total; volver los ojos a DIOS, a la familia, tener una nueva percepción de la vida, valorar esos momentos que tanto hemos querido pasar de nuevo. Una vida donde el orden de las prioridades no sea el factor económico, ni sólo el aspecto físico del ser humano; que lo importante sea la capacidad de transformar, edificar, crear y dar paz, de ser justos, hacer el bien, ejemplarizar, de trascender y propiciar felicidad.

De lo contrario no veo, El poder ¿para qué?.

Totalmente bendecidos regresamos renovados, agradeciendo por tanto, por la familia, la salud, el trabajo, orando con devoción y sin desfallecer diariamente, para pedir la protección de ese ser supremo, que ha dejado totalmente pisoteada la soberbia de muchos que se han sentido inquebrantables, ante toda situación.

MARÍA EUGENIA GRIJALBA DELGADO Directora

2020 un año para emprender

2020 un año para emprender

Maria Eugenia Grijalba

Todo final de año es tiempo de agitación y de carreras, pero dentro de todo, también de alegrías para algunos y de reflexión para otros.

Generalmente además de los preparativos de Navidad y Año Nuevo pensamos si se han cumplido los objetivos trazados al comienzo de año, y que tan productivo ha sido este período de 365 días.

En el caso de nuestra Editora y a DIOS gracias, superamos las expectativas al llegar a la edición número 52 de manera ininterrumpida y también a la segunda edición de la interesante Revista VIME, que desde sus inicios ha contado con una alta aceptación por parte de lectores y profesionales de la salud.

El 2020 no deja de ser un año interesante para la empresa. Nuestro objetivo es poder llegar con las publicaciones a un mayor número de personas y ampliar de igual manera, nuestra cobertura en redes sociales. Al conocer de cerca la historia de una gran cantidad empresarios, puedo

decir con certeza que hay muchas oportunidades para desarrollarnos profesionalmente.Debemos encontrar ese sector en el cual queremos estar y con calidad, innovación y trabajo todo se puede lograr.

Gracias al recorrido que hacemos a nivel periodístico y de negocios, hemos visto de cerca el trabajo de empresarios que calladamente estructuran sus empresas.

Hemos conocido emprendimientos que van desde de servicios de empleadas de aseo, pasando por otras de producción de licores compitiendo con muchas a nivel nacional, productoras de pulpa deshidratada, hasta fabricantes de productos de nutrición especial, entre muchas otras.

Todo esto nos hace pensar que Ibagué es una buena plaza para emprender. La invitación desde estas líneas es a focalizarnos en nuestros objetivos empresariales, ya que con una buena idea presentada de manera creativa, seguro llegaremos a la conquista del grupo objetivo que nos interesa.

MARÍA EUGENIA GRIJALBA DELGADO Directora

Los jóvenes pueden llevar al poder

Los jóvenes pueden llevar al poder

MARÍA EUGENIA GRIJALBA DELGADO Directora

MARÍA EUGENIA GRIJALBA DELGADO Directora

Analizando la importancia de la juventud con respecto al desarrollo de las ciudades, regiones y países, además de la fuerza que representaría la gran cantidad de votos de esta comunidad con un nuevo adn, hago este editorial invitando a mis jóvenes lectores para que se concienticen que son ellos quienes pueden llevar al poder a los nuevos mandatarios de su ciudad y departamento; entonces,seríaotralahistoriaparacontaren las próximas elecciones a realizarse este 27 de Octubre.

Al final de cada proceso de elecciones nacionales o regionales, los resultados de las votaciones siempre han arrojado un abstencionismo bastante alto, llegando a cifras que en ocasiones van hasta un 53%, porcentaje del cual hace parte una gran masa de la juventud colombiana.

Es fácil percatarse de la inconformidad y desencanto de nuestros jóvenes, cuando muchos de ellos se refieren a los políticos como estafadores, ladrones y demás adjetivos descalificativos.

Pero si esto es cierto, ¿Por qué al poder modificar el rumbo de nuestro país, no lo hacen?, ¿Que ocasiona esa falta de interés por el futuro del país?, ¿Porque no votan?, son los cuestionamientos.

Esto puede ser por múltiples factores, entre ellos, el hecho de no confiar en las instituciones democráticas, pensar que sus inquietudes y necesidades no son importantes para los candidatos o en muchas ocasiones, por desconocimiento.

Creo que ya está bien de todo esto, de quejarnos y no hacer nada, todos y en especial los jóvenes debemos concientizarnos de votar en libertad y por convicción, dejar

de votar por quien ofrezca algo a cambio o como he escuchado a muchos decir… ”bueno, votemos por el que menos robé” o “al menos…..robó, pero dejó hecho algo”. Esa politiquería es la que ha frenado el progreso de nuestra región; por el contrario, la política es necesaria para el desarrollo de las comunidades.

Mirando desde otro punto de vista, los candidatos realizan sus campañas enfocadas a la población vulnerable o al grupo de votantes con el cual siempre han contado. Si un candidato captara la atención de los jóvenes y se diera cuenta del gran poder de los mismos en el mapa político, su discurso fuera real y contundente, no dudaría en redirigir el mensaje hacia ellos, porque es innegable que si se lograra despertar en los jóvenes de nuestro país un verdadero interés y amor por la sana política, seguro que nuestras regiones tendrían un rumbo totalmente diferente.

A modo informativo para nuestros jóvenes, traigo este dato que considero de interés general, donde queda claro que así no hayan inscrito la cédula, pueden votar teniendo en cuenta lo siguiente:

¿Se puede votar sin tener inscrita la cédula?

“Si su cédula fue expedida entre el 1 de enero de 1988 y el 7 de enero de 2003 y nunca se ha inscrito, puede votar en el puesto censo de su municipio, y si fue expedida entre el 8 de enero de 2001 y el 30 de enero de 2010, puede votar en el puesto que le asignó la Registraduría”.

“JOVEN, ACTÚA, PARTICIPA Y VERÁS LOS CAMBIOS”

Necesitas ayuda? Escríbenos