Una mujer que toca corazones al ritmo de música colombiana

Una mujer que toca corazones al ritmo de música colombiana

Doris Morera de Castro

Ibaguereña de nacimiento, huilense de crianza, así se describe Doris Morera de Castro, una admirable mujer que en 1987 gestó con apoyo de TELECOM la creación de la Fundación Musical de Colombia ubicada en la ciudad de Ibagué. Hoy en día, Doris se ha ganado el cariño de los tolimenses gracias a la gran labor que desempeña en el sector cultural como Presidenta de la Fundación.

Además de brindar diferentes ayudas a los artistas y músicos especialmente de bajos recursos en el departamento del Tolima, la Fundación Musical de Colombia desarrolla el reconocido Festival Nacional de Música Colombiana, uno de los festivales de música folclórica más importantes del país.

“Para mí, La Fundación Musical de Colombia, después de mi familia, lo representa todo. La Fundación es mi vida, yo la respiro las 24 horas del día y los siete días de la semana. No he dejado de soñar, a pesar de todas las dificultades que se presentan y luchas que he tenido que dar para sostenerla”, expresó Doris Morera, con la voz entre cortada y un corazón lleno de sentimiento.

Aunque muchos han sido los logros de la Fundación Musical de Colombia, no todo ha sido color de rosa. La consecución de los recursos económicos ha sido un campo de Batalla que Doris ha tenido que librar con creatividad y perseverancia. No obstante, desde el año 2003, que la Fundación Musical de Colombia recibió el reconocimiento por parte del Gobierno Nacional como Patrimonio Cultural Artístico de la Nación, la situación económica ha mejorado gracias a los aportes de diferentes entidades.

Aunque la pandemia afectó de gran manera al sector cultural del país, incluyendo a la Fundación y al Festival Nacional Musical, ya se preparan para el próximo Festival virtual del 16 al 20 de Julio del 2021.

Nuevo Arzobispo de la Arquidiócesis de Ibagué

Nuevo Arzobispo de la Arquidiócesis de Ibagué

Ibagué estrena Arzobispo; se trata de Monseñor Orlando Roa Barbosa, oriundo de la ciudad de Cali, quien llegó con sus padres a la ciudad de Ibagué, donde terminó su primaria en la Institución Educativa Técnica INEM y la secundaria el Seminario Menor “San Joaquín”, para continuar su camino hacia el sacerdocio realizando sus estudios eclesiásticos filosóficos en el Seminario Mayor de Garzón. Siguiendo con esa línea encaminada a la vida religiosa y de servicio, hizo su formación en Teología en el Seminario Mayor de Ibagué.

Al poco tiempo de terminar su proceso académico, fue nombrado Diácono y posteriormente Sacerdote. En el año 1985 Monseñor el Obispo José Joaquín Flores Hernández lo nombró como Prefecto de Disciplina en el Seminario Menor de Ibagué. Para el año 1988, fue nombrado Párroco de la Iglesia Santa Isabel de Hungría en el Municipio de Santa Isabel. En 1993 tuvo la oportunidad de realizar sus estudios profesionales en la Universidad Pontificia de la Santa Cruz en Roma en el programa de Teología Sistemática, y aprovechando su estadía allí, realizó un Curso de Espiritualidad Sacerdotal y Animación misionera, en el instituto Centro de Animación Internacional Misionera (CIAM).

Monseñor Orlando Roa, regresa a Colombia para el año 1995 y es nombrado Párroco de Santa Gertrudis Iglesia del Municipio de Rovira hasta el año 2003, cuando fue nombrado por el Monseñor Flavio Calle Zapata como Sacerdote de la Parroquia Perpetuo Socorro del Barrio Belén en la ciudad de Ibagué y posteriormente, Rector del Seminario Mayor María Inmaculada ocupando este cargo espiritual y siendo guía vocacional para futuros sacerdotes.

¿Cómo fue esa interacción de guía espiritual y vocacional para los jóvenes?

“Es una experiencia de mucho compromiso para el formador, porque tiene que llevar una vida coherente desde todo punto de vista quien está formando futuros sacerdotes; coherente desde el punto de vista de su fe y de su vida, desde el sacerdocio y desde el punto de vista del testimonio sacerdotal, pero no es imposible, de modo que fue muy interesante”.

El 30 de Mayo de 2015 el Papa Francisco lo nombró obispo de El Espinal ¿Cómo fue trabajar como Obispo de ese municipio durante 5 años?

“La Diócesis en general, digo esto, porque la Diócesis no solo es Espinal sino de todo el sur del departamento del Tolima (esto son 23 municipios), es un sector de mucha fe católica y apostólica; más del 90 por ciento de la población, diría que es católica. Por esto, valoro mucho la espiritualidad de este sector del departamento del Tolima, al mismo tiempo el empuje, el trabajo y sobre todo, me parece gente muy emprendedora en el campo de la agricultura.

Aquí se produce mucho capital para el departamento y la nación, hay empresas arroceras, cafeteras y ganaderas. La gente es muy querida, acogedora y respetuosa y al igual que los sacerdotes, tienen un espíritu de mucho respeto y obediencia por la persona del obispo”.

¿Cómo recibió la noticia de su nombramiento como nuevo arzobispo de la ciudad Ibagué?

“Estaba rezando el rosario el 11 de Mayo y me convocó a una conferencia a través de una video llamada el nuncio apostólico, para anunciarme que el Papa me había nombrado Arzobispo de Ibagué. Recuerdo mucho que me dijo -menos mal que estaba rezándole a la Santísima Virgen María, entonces encuentro en usted un espiritu dócil para que me responda esta pregunta ¿acepta el nombramiento como Arzobispo de Ibagué?- Realmente es una cosa providencial, yo veo en mi vida la mano de Dios, porque creo ser el más indigno de todos los obispos de Colombia para asumir esa tarea, pero lo hago con toda la generosidad, la disposición y el ánimo que el Señor me va a ayudar y me va a asistir con su gracia, él me da esa tarea y espero también me de la gracia de cumplirla”.

¿Cuál es su mayor sueño a cumplir en su vida espiritual y religiosa?

“Mi sueño es ser bueno obispo y cumplir con las tareas propias del Episcopado y la Arquidiócesis de Ibagué; en eso me debo concentrar ahora. Entonces ¿qué hay que hacer? Una meta muy clara es trabajarle fuertemente a la fraternidad sacerdotal e imprimir en ellos, en la vida diocesana y en general, un nuevo aire de vida espiritual. En Ibagué hemos visto

como en ciertos momentos se ha presentado el suicidio; a eso tenemos que responder con una espiritualidad más contundente, para que haya una mente mas sana en una población que se acerque a Dios, que quiere a Dios y que busque a Dios”.

¿Cómo responder a este tiempo de pandemia, que significado puede dar a esta situación?

“Desde el inicio de todo esto he respondido lo mismo. Yo hago una comparación: nosotros estamos enfrentados a una fuerza negativa que empuja un muro para destruir a la humanidad, un muro que desde la otra parte esta imprimiendo sufrimiento, dolor, enfermedad y muerte, entonces desde esta parte tenemos que poner las manos en ese muro y hacerle fuerza con la fe y la oración; vamos a superar esta pandemia con la ayuda de Dios”.

¿Qué mensaje quisiera dar a los jóvenes que quieren dedicar su vida al mundo sacerdotal y religioso, pero que en algún momento lo dudan?

“Esa pregunta es muy pertinente para mí que voy a asumir esta tarea como Arzobispo en Ibagué. La Pastoral Vocacional tiene que ser una de las banderas del obispo y de todo sacerdote, invitando siempre a los niños y a los jóvenes para que miren que este es un camino de realización que conduce a la felicidad y que es un servicio grande a la humanidad. Yo los invito a informarse más sobre las bondades del sacerdocio y sobre todo, las bondades del servicio a la comunidad siendo sacerdote, religiosa o religioso”.

En este mundo, que es cambiante, evolucionado y diverso ¿Qué mensaje puede dar a quienes continuamente están

Viene de Pág 70.

confundidos espiritualmente, por la diversidad de iglesias que hoy profesan en el mundo?

“Hay una expresión del concilio vaticano II, que es muy bonita. Habla de las Semillas del Verbo, que son la semilla de Jesucristo en todas partes del mundo,que pueden llevar a las personas a la salvación. Entonces una persona se puede salvar siendo católica, protestante, musulmana, pentecostal de la Iglesia Unida de Colombia, de la iglesia Trinitaria, de la iglesia Carismática Internacional, etc, porque allí hay semillas del verbo; la semilla del verbo son las semillas de la salvación en el mundo entero. Entonces no podemos caer en fundamentalismos, tenemos que poner los pies sobre la tierra ante esta diversidad que hay en este momento, pero si, una cosa es muy clara, nosotros nos salvamos por nuestro Señor Jesucristo, nadie se salva sin Jesucristo. En el antiguo testamento y en el nuevo testamento, hay que mirar el misterio de la cruz del cual nos viene la salvación”.

Teniendo en cuenta que nuestra revista Mundo Empresarial & Social, es una revista para y por nuestros empresarios tolimenses, ¿Cuál sería su mensaje para aquellos que intentan reinventarse en época de pandemia?

“Hemos visto en este tiempo que no basta la dimensión corporal y material del ser humano; ahora hemos visto la necesidad de darle un puesto especial y de primer orden a la dimensión espiritual del ser humano. Por eso la invitación, es a espiritualizar más nuestra vida, a comunicarnos más con Dios, a fortalecer mas nuestra fe, a pensar más en esa dimensión; no todo es lo material”.

Elias Acosta | Una gran historia del Tolima con proyección al futuro

Elias Acosta | Una gran historia del Tolima con proyección al futuro

ELÍAS ACOSTA & CÍA S.A.S es la primera distribuidora de víveres no perecederos y licores importados del Tolima. Es una empresa con la visión que DON ELÍAS ACOSTA y DOÑA MARÍA ELENA OSUNA concibieron en su mente hace más de 40 años. Cuenta con una larga tradición y recordación en la región, por su ubicación y por su excelente nivel de servicio, además por distribución a los 46 municipios del Tolima, a pesar de las adversidades del mal estado de las carreteras.

En el año 2019, Doña Elena buscó asesores expertos para participar en una nueva junta directiva que le aportará a la empresa una nueva visión, donde se evaluarían los potenciales de cada una de las unidades de negocio y propondrán acciones de choque, como nombrar una gerencia independiente de la familia.

De esta manera se da el nombramiento de un gerente general externo, quien llegó a dicho cargo a la compañía con la visión de potenciar la distribuidora al máximo en el Tolima, haciéndola más atractiva para todas las empresas que quieran vender sus productos en el departamento y aumentar la optimización del recurso agrícola y molinero con que cuenta la compañía, para entregar un arroz de calidad Premium al mercado con una mayor rentabilidad para la empresa.

Creciendo en medio de la pandemia

Gracias al respaldo patrimonial que se ha construido durante todos estos años y al empuje de Doña Elena, ELÍAS ACOSTA & CÍA S.A.S, continuó junto a sus 75 colaboradores trabajando a pesar de la emergencia sanitaria, en la producción agrícola, molino y comercialización, especializándose en mercados básicos, con un crecimiento del 22% en ventas con respecto al 2019 y un incremento de utilidades del 53%.

Por motivo de la cuarentena obligatoria, el punto de venta “El Rhin” llegó a un punto de disminución del 30% de sus ventas, pero a través del call center empezaron a recibir llamadas solicitando pedidos, motivo que los llevó a perfeccionar las ventas a domicilio y evolucionar a las plataformas digitales, donde hoy están generando recordación de marca y diferenciación mediante las estrategias de cautivar un nuevo mercado lo que les permitió recuperar las ventas a un 110%. Una de las campañas de la empresa más reconocidas en el departamento es “Los Días de Don Elías”, 15 días con descuentos, sorteos y dinámicas especiales para todos, celebrando que “en el 62 llegó el gozo a la ciudad”.

Nueva imagen

ELÍAS ACOSTA & CÍA SAS cuenta con un factor diferencial al ser administrativamente más livianos que otras empresas del sector, y con el lanzamiento de una nueva imagen, buscan conservar la esperanza y la alegría en la ciudad, promoviendo valores familiares y unidad en la gente. Para un futuro cercano la empresa se visualiza como líder en distribución a nivel Tolima, Eje Cafetero, Cundinamarca y Magdalena medio.

Parque Nacional del Arroz, elegido como piloto del sector

Dentro del GRUPO EMPRESARIAL ELÍAS ACOSTA & CIA S.A.S, se encuentra el PARQUE NACIONAL DEL ARROZ, que fue elegido como empresa piloto para la reactivación de actividades del sector turístico, lo que representó una gran oportunidad y también responsabilidad, pues el cumplir con todos los protocolos permitiría la apertura y reactivación de diversas empresas turísticas en el Tolima.

Por tal motivo y sin dudarlo, le apostaron a grandes inversiones en instalaciones, equipos de desinfección, contando también con apoyo por parte de la ARL. Con grandes expectativas proyectaron su reactivación a 3 y 6 meses mientras se mantenían las restricciones por el virus, pero para su sorpresa en los 2 primeros fines de semana, devolvieron clientes, pues habían llegado al nivel de ocupación autorizado.

ELIAS ACOSTA & CIA S.A.S es una empresa con una enorme trayectoria y reconocimiento, que durante décadas ha aportado al desarrollo de la región, pero que definitivamente se proyecta hacia el futuro mezclando la experiencia adquirida a través del tiempo que ha estado vigente en la historia del Tolima y la innovación, migrando a las plataformas digitales, presentando un nuevo logo que sintetiza la esencia actual de la compañía y el nuevo aire, bajo la visión de la nueva dirección.