Girona, un paraíso inefable en la costa catalana. Destino de moda.

j

Por Editor Mundo Empresarial

}

09.28.2023

Fotografía de Girona, con un río cruzando sus calles

El municipio español de Girona, ubicado en la región de Cataluña, cuenta con poco más de 100.000 habitantes y un importante número de atractivos turísticos que la ponen en la lista de lugares, quizás no tan sonado a la hora de escoger un destino de viaje, pero que tiene mucho que ofrecer. Su cercanía con Barcelona y otros destinos europeos la han ido poniendo de a poco en el radar de los turistas que buscan planes más modestos y alejados de las grandes urbes, pero con interesantes aventuras en medio que les permitan escapar unos cuantos días de la rutina.

Girona, de raíz etimológica prerromana que significa la Vieja, tiene un encanto particular que mezcla la elocuencia de las grandes ciudades con la esencia y la magia de los pueblos tradicionales de Europa. Su oferta turística, cultural e histórica es bastante amplia y se complementa con un ambiente de fiesta que engalana el paseo de los visitantes.

La capital de la comarca del Gironés se encuentra ubicada en la confluencia de los ríos Ter, Onyar, Güell y el Galligants, entre las comarcas de la Selva y el Empordá y en medio de las formaciones montañosas de Les Guilleries y Les Gavarres. Su cercanía marítima es la responsable de un clima mediterráneo que, sin embargo, no hace alarde de calor alguno; la tendencia a la humedad hace que los veranos no sean demasiado secos y los inviernos tampoco sean muy exagerados. El viento hace una compañía constante y acogedora en esta parte de Cataluña.

¿Qué hacer en Girona?

Esta histórica ciudad, con más de 2000 años de antigüedad, despierta el amor a primera vista para los románticos y melancólicos que disfrutan los lugares tradicionales. Sus callejuelas empedradas del casco antiguo, marcan el paso a la magnificencia de joyas arquitectónicas muy bien conservadas como la judería, y la magnífica catedral.

Su calidad de vida, que ocupa los primeros lugares de España, su gastronomía de primer nivel y su cartel cinematográfico al ser sede de grabaciones de la serie Juego de Tronos, hacen de este lugar un sitio obligado para visitar. Estos son algunos de los sitios imperdibles para recorrer en tu visita a Girona:

  • Costa Brava

Un baño en la Costa Brava, en pleno mar Mediterráneo es un plan indiscutible para descansar y meterse de lleno en un ambiente de relajación, rodeado de sol, mar y playa. Girona tiene alrededor de 200 kilómetros de costa en la que abundan las bonitas calas, las playas de arena dorada y destinos con todas las comodidades para disfrutar del mar como Calonge, Lloret de Mar, Palafrugell, Sant Pere Pescador, Roses, o Tossa de Mar, entre otros.

  • Celler de Can Roca

La gastronomía local es muy famosa gracias al reconocimiento de los restaurantes de la ciudad. El Celler Can Roca, ubicado en Girona es uno de los restaurantes más premiados a nivel mundial y allí puedes disfrutar de platos populares deliciosos que te permitirán deleitar el paladar con sabores exquisitos y calificados como de alta cocina.

Así mismo, no es casualidad encontrarnos con El Bulli, de Ferran Adriá, que ha sido calificado durante muchos años como el mejor restaurante del mundo. Sus cocinas de vanguardia se nutren principalmente de los productos locales, porque en pocos lugares se dispone de marisco, pescado, carne y huerta de cercanía, de tanta calidad. 

Arquitectura Girona, un paraíso inefable en la costa catalana
  • Catedral de Santa María de Gerona

Uno de los principales planes, una vez estás en Girona, es visitar la catedral principal y subir los 90 escalones de la magnífica escalera de estilo barroco que te dejan delante de la iglesia de Santa María. Su fachada, también de estilo barroco, acompañadas de las vistas desde lo alto de la escalera, aún no son suficientes, por lo que es casi que obligado pagar los 7 euros en la taquilla para entrar al edificio en una visita con audio guía que incluye el museo de la catedral, donde se encuentra el tapiz románico de la Creación del siglo XI que, simplemente, te dejará asombrado. La nave gótica de la catedral, considerada la más ancha del mundo, las capillas, su gigante altar mayor y el precioso claustro adornan esta visita, que puede complementarse con la entrada al Museo de Arte y la Basílica de Sant Feliu.

Calles de  Girona, un paraíso inefable en la costa catalana
  • Río Onyar

El río Onyar probablemente será la primera y más recordada impresión que te lleves de Girona. Sus aguas bordeadas de edificios de colores del arco iris, conocidas como las casas del Onyar, te dan una una cálida bienvenida, y una vista inolvidable. Su apariencia deslumbrante te invita a viajar al otro lado del banco, el lado este, donde descubrirás más tesoros de la ciudad, que se encuentran en su casco antiguo. Pero antes de llegar allí, es muy probable que cruces uno de los muchos puentes de Onyar. Sin duda, tu ojo se sentirá atraído por su puente más peculiar y quizás incluso familiar, el Pont Eiffel. De hecho, este cruce rojo en forma de jaula recuerda a una estructura más famosa del mismo nombre, la Torre Eiffel. Esto se debe, por supuesto, a que comparten el mismo diseñador (el puente se construyó en 1877, justo antes de la torre). Una vez que llegue a la orilla oriental, puedes alimentar la curiosidad del río visitando Casa Maso, el único edificio junto al agua abierto al público y que alguna vez fue el hogar de su arquitecto homónimo.

  • Baños Árabes

Estos baños de estilo románico son visita imprescindible de la ciudad si quieres estar lejos de la multitud. Los baños árabes deben su nombre a la inspiración que tomaron de las termas romanas y los baños musulmanes, y por utilizar el sistema de calor por vapor al estilo árabe. Actualmente cuentan con componentes típicos como habitaciones frescas y cálidas, un vestuario y una sala de vapor lejos del ajetreo, y el bullicio de otras paradas turísticas. Tras entrar allí, te encontrarás con la sala más bonita de los baños, que se utiliza como vestuario, en el que uno de los elementos más destacados es la piscina central con una preciosa cúpula sostenida por ocho columnas con capiteles ricamente decorados. Desde esta sala pasarás a la zona de agua fría y a la caliente.

  • Judería de Girona (El Call)

El Call, situado dentro del casco antiguo, es el barrio judío mejor conservado de Europa y otro de los lugares que ver en Girona imprescindibles. En este barrio de calles estrechas empedradas y preciosos patios, vivió una de las comunidades judías más importantes de occidente que hicieron prosperar al máximo la ciudad hasta su expulsión en 1492. Esta zona también es perfecta para recuperar energías probando platos típicos como el suquet de rape y gamba o el mar y montaña en algunos de los mejores restaurantes donde comer en Girona.

Girona, un paraíso inefable en la costa catalana
  • Parque Natural de La Zona Volcánica de la Garrotxa

La región de Girona ofrece mucho más que cultura catalana y ciudades históricas; También tiene un verdadero paraíso natural llamado Parque Natural de la Zona Volcánica de La Garrotxa. En total, hay más de 40 cráteres rodeados de una vegetación que modifica los colores del paisaje en cada estación. Desde el volcán de Montsacopa y desde Betet de la Serra se disfrutan algunas de las mejores vistas, aunque las que ofrece un vuelo en globo sobre los volcanes es quizá la más espectacular. Es imprescindible visitar el municipio de Castellfollit de la Roca.

  • Rambla de la Llibertat

Pasear por la Rambla de la Llibertat y tomar algo en alguna de sus terrazas, es otra de las mejores cosas que hacer en Girona. Esta comercial calle, antiguo mercado, tiene un aire medieval con varios edificios modernistas y una bonita zona de soportales, que la hacen única en la ciudad. La ruta se complementa con la Plaza del Vi, un amplio espacio de soportales con algunos de los edificios principales de la ciudad como el Ayuntamiento, el Teatro Municipal y el Palacio del General y para terminar el paseo cruzar el Pont de Sant Agustí y llegar hasta la Plaza de la Independencia, una plaza porticada de estilo neoclásico rodeada de restaurantes y terrazas.

 Girona, un paraíso inefable en la costa catalana

Ferias y fiestas

Las fiestas más señaladas son las Fires de Sant Narcís, alrededor del 29 de octubre. Durante unos días Girona se llena de espectáculos, actos tradicionales, fuegos artificiales y muchas otras actividades. En la Devesa se sitúan los puestos y la feria de atracciones, y por la noche se hacen los conciertos de las barracas, en el paseo de la Copa. Cuenta también con un encuentro de gigantes.

Por otro lado, en primavera también es un buen momento para visitar la ciudad, pues se celebra Girona, Temps de Flors, una atractiva exposición de flores, monumentos, patios y jardines. Los sábados, el Pont de Pedra acoge puestos de artesanos y el primer día de noviembre se celebra la Fira de l’Art en la plaza del Vi, una buena oportunidad para conseguir obras de arte a buen precio. La ciudad organiza eventos culturales muy interesantes, como el Festival de Jazz de Girona (segunda quincena de septiembre), el Festival In-somni, Escènit (teatro, música, cine y danza en la calle en verano) o el Festival de Otoño Temporada Alta, que incluye espectáculos teatrales, conciertos y danza en Girona y Salt.

Vuelos agosto-septiembre
AerolíneaValor (COP) Ida y Vuelta
Avianca$6.502.010
Air Europa$5.465.608

Alojamiento
HotelValor (COP)
Hotel Pallau de Bella Vista (5 estrellas)$472.580
Double Tree by Hilton (4 estrellas)$427.238
Hotel Utonia (3 estrellas)$365.140
Ibis Girona (2 estrellas)$305.520

Comida Girona

 Girona, un paraíso inefable en la costa catalana

Revista Edición Virtual

Artículos relacionados

Necesitas ayuda?

Quieres publicar con nosotros

¡Siguenos y enterate de más!

Comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Articulos Relacionados

¿Quieres hacer parte de Mundo Empresarial?

No lo pienses más